La impostora existente en tu vida y tus historias
La impostora existente en tu vida y tus historias

La impostora existente en tu vida y tus historias

Inseguridad y mi impostora

¿Has tenido alguna vez una idea, la has desarrollado y a la hora de ejecutarla te has parado a pensar: «seguro que estoy lista, merecerá la pena? Necesito saber más a qué me enfrento. Lo estoy haciendo mal. No soy más que un fraude y todo el mundo sabrá que no soy una experta, me siento una impostora. Me falta mucho por aprender y, por si fuera poco, ¡X ya lo ha hecho antes! ».

No importa si se trata de un proyecto literario o si se trata de uno personal, de tu historia vital. Puede ser recitar un poema o cocinar delante de tu familia un plato nuevo. Yo sí me he sentido así alguna vez, ¿y tú?

¿POR QUÉ CREES A TU IMPOSTORA INTERIOR?

Los pensamientos y las limitaciones:

  • No estoy lista
  • Lo intento y lo dejo a medias. Creo que merece la pena y no lo continúo. No soy constante
  • Me falta información con la que trabajar
  • Me felicitaron y no entiendo la razón. No fue para tanto
  • Yo creía que no lo iba a lograr
  • No pensaba que fuera a ayudar a tanta gente
  • No soy una experta, seguro que hay alguien más que lo hace mejor
  • Mejor ni lo intento

Esto te aleja de quien quieres ser. No eres la impostora que crees ser. Tu futuro se construye en tu presente.

Tú eres la que toma acción. Indaga en lo que quieres, en lo que deseas y en estos pensamientos:

¿Por qué surgen en tu mente? Que no sean huéspedes permanentes. Rétalos.

  • Falta de seguridad en tus capacidades. Consecuencias: no ser constante, dejar las tareas a medias, no tomar acción, no pedir y rechazar cualquier tipo de ayuda o consejo
  • Desconocimiento de algún tipo. Un ejemplo sería cómo se construyen los personajes, cómo se desarrolla el conflicto o cómo crear un negocio, un producto
  • No te sientes válida. No crees merecer lo que quieres ni lo que has logrado. ¿Por qué crees eso?

¿CÓMO SOLUCIONARLO?

  • Identifica el pensamiento que te bloquea. Reflexiona qué miedo hay detrás. Recuerda que está para acompañarte, no para atormentarte.
  • Estás bloqueada al sentir que necesitas algo específico, ¿de qué se trata?
    • Capacidades: Haz una lista con los logros que has conseguido y las cualidades que tienes. Anímate a ti misma a continuar. Háblate con compasión. Pide ayuda. Escucha consejos y opiniones
    • Desconocimiento: Busca, busca y busca. Pregunta y lee. Invierte en ti. Expándete
    • Sentirte que no eres válida o capaz: Analiza de dónde viene esa inseguridad. ¿Quién te dice que no puedes? Date una oportunidad. Lógralo, falla. La segunda vez no empezarás de cero 😊 Estamos en constante aprendizaje, no lo olvides

¿Quieres conocer mejor a tu impostora por dentro, cómo enfrentarte a tus propios retos?

A mí el síndrome del impostor me ha limitado, trabajo en mi mentalidad, confianza y habilidades cada día.

Te animo a descubrir cuáles son esos pensamientos que te limitan a ti y tu potencial.

Y sobre todo tus cualidades y lo que realmente quieres para ti en tu vida.

Seguro que tienes una idea en mente para poner en práctica 😊

¡Yo la primera! ¡Es hora de reconciliarse e ir más allá de lo que tu impostora interior te dice ser!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.